miércoles, 24 de abril de 2013

Cronicas del CEFPIFST. Misión 1: contra el Dr. Nie; Acto 18

Ni cosquillas. ¿Cómo habían sido tan tontos de olvidar que era inmune a cierto número de voltios?. Vio claramente que la cantidad sañalada por un cartelito al lado de la rejilla era poca cosa comparada con lo que le había dado Lamu tantísimas veces, y no se lo pensó dos veces ¿Acaso pensábais que Ataru se había lanzado a lo kamikaze, is apreciados lectores?

Ataru agitó la frágil rejilla adelante y atrás. No tardó en ceder. Tenía una vía de escape. Se encaramó hacia la ventanilla y, gateando, empezó a avanzar por un estrecho conducto. El joven agente notó cómo bocanadas de aire caliente se le iban echando encima. Pronto, el calor allí se empezó a hacer insoportable. Sin duda se trataba de un conducto de ventilación. Las paredes metálicas empezaron a ponerse calientes, y Ataru tuvo que arrancarse la camisa  y seguir su camino protegiéndose con  retales de ésta. Estuvo como cinco minutos avanzando. Afortunadamente había muchas salidas de aire. En un momento dado, oyó unos gritos, como si hubieran hooligans desbocados en Bélgica. Se asomó a la primera rejilla que encontró y lo que vio lo dejó horrorizado: Mendo, por la manera de operar solo podía ser cosa suya, había mandado traer el chamuscado  pero aún reconocible cadáver de Pernell y un enorme pulpo lo estaba devorando. Pudo ver cómo descuartizaba sin problemas a su compañero y tras convertirlo en una masa informe se lo iba comiendo como quien se come una croqueta. Ataru solo pudo vomitar mientras contemplaba la escena llorando silenciosamente.

No quiso ver más. Estaba desarmado y no podía hacer nada, así que entre pensamientos de venganza siguió su camino, mirando firmemente hacia delante. Fue por ello y por la oscuridad  que no pudo ver que el conducto se bifurcaba hacia abajo, y el agente cayó por el agujero. Afortunadamente, tuvo suficientes reflejos como para agarrar brevemente uno de los salientes que unían las tuberías. Solo era una caída de un par de metros, y el aterrizaje fue doloroso y ardiente, pero al menos no se había roto nada, creía.

Ataru decidió seguir tirando adelante y reparó en que no había más respiraderos y que las tuberías se iban enfriando. Guardó los retales en el bolsillo del pantalón y, por comodidad, se puso panza arriba y, ayudándose de uno de los salientes, se desembarazó de los zapatos. Ataru estaba cansado pero en ese momento iba a tope de adrenalina, y avanzó rápidamente en la más absoluta oscuridad. De pronto, oyó un ruído, y enseguida supo qué era. Se agarró al primer saliente que encontró, aguantó la respiración y esperó un par de eternos segundos: Una fuerte corriente de agua helada se le echó encima. Al caer por el tubo vertical había ido a parar no a un respiradero, sino a un conducto de agua, probablemente el enfriador del núcleo. Lamu podía estar por ahí, así que centró su atención en cualquier punto de luz. Pronto vio el primero, a ras de suelo. Fue gracias a eso que no se dio de cabeza contra una de las muchas tuberías secundarias que llenaban esa zona. Reptando y contorsionándose un poco, las fue pasando: parecía una zona preparada para que se pudiera acceder para su mantenimiento. Y en efecto, al llegar al punto de luz vio que era una trampilla sin llaves ni candado ni nada parecido. Sin pensárselo dos veces, abrió y se adentró sin mirar.

Se encontró con una cinta de goma negra y unas duchas. Por desgracia, Lamu no estaría allí, pues reconoció el lugar enseguida. Había vuelto a la sala de descontaminación. Se echó al suelo y miró por debajo de la baja mampara de las duchas. Parecía que no había moros en la costa. Se quitó los amarados calcetines, dio unas rápidas zancadas y se asomó al final de las duchas. En efecto, todo estaba vacío, pero estando los laboratorios tras sendas mamparas de cristal, 7F observó, muy al fondo, una gran sala donde la actividad estaba siendo frenética. Temiendo ser descubierto a través de éstas, Ataru se agazapó y son todo el sigilo posible dirigió sus pasos hacia las habitaciones de los huéspedes y giró la gran rueda de entrada. Abrió. Nadie en la salita intermedia. Era un  buen lugar para esconderse. Cerró. De pronto oyó una voz:

"Manos arriba, Moroboshi"

Era la voz de Hiromu. Sin duda había abierto mientras él cerraba la otra puerta. Era facil de confundir el ruido. Vaya. era salir de Guatemala para caer en Guatepeor.

"Gírese" Ataru obedeció. Hiromu no iba de farol: llevaba una pistola de calibre medio, una semiautomática Browning BDA, según pudo descubrir Ataru después. Seguía yendo con kimono, pero ahora su expresión amable se había vuelto de determinación. "Bien, ahora entre y cierre la puerta".

Ataru obedeció. ¿Qué le quedaba?

"¿Y bien? Máteme, si quiere, Hiromu. He fracasado en mi huida. Para esto, mejor muerto." Hiromu no dijo nada. Simplemente se le acercó y le dijo: "Tome esto"

Le estaba entregando su pistola.

"¿Me ofrece la posibilidad de quitarme la vida yo mismo? Es usted muy noble"

"Y usted muy gilipollas"

Ataru no daba crédito a lo que le había espetado Hiromu.

"¿Acaso se piensa que todos estamos aquí por gusto, Moroboshi? Créame, no es así"

"¿Uh?"

"ORTEGA es una organización que lleva ya años actuando. Mi padre era un corredor de bolsa que se forró en los años del "Milagro japonés". Se llama Kikujiro Kaneda."

¡El magnate que había sido salpicado por el escándalo de la Lockheed en 1974! Ataru recordó el nombre enseguida. Fue un cabeza de turco en ese caso de corrupción, pero se recuperó con fuerza tras unos meses de cárcel. Ahora incluso era alcalde de Sapporo.

"Veo por su cara que conoce el caso. Padre no recuperó su fortuna por casualidad. ORTEGA le arregló un asunto. Secuestró al hijo de uno de los chivatos a cambio de que corrigiera su testimonio y se declarara perjuro, logrando que padre obtuviera una suspensión cautelar de la sentencia."

"¿Por qué acudió a ORTEGA?"

"Porque mi padre sabía que era inocente, y si era necesario tumbaría otro gobierno o incluso vendería a los suyos por demostrarlo. Por ello logró ponerse en contacto con ORTEGA a través de un yakuza muy influyente que conoció en prisión... Pero el precio que pusieron a la operación fue elevadísimo: Se convirtió en agante suyo. Fue espía industrial, estafó impunemente... Y, con su maldito consentimiento, y para poder subir más en el escalafón político, a mí se me obligó a trabajar para ellos porque era guapita de cara, como recepcionista o para hacer de tapadera... O de putilla para sus jefes... Tenía quince años, y como madre murió joven" Hiromu lloraba de rabia.

"Ya veo". ¡Y él que se quejaba de que sus padres eran un par de cabrones!

"Y no estoy sola: Helmut, el médico que entró hace poco aquí... Trabajaba en una planta nuclear de la RDA, aunque no estaba de acuerdo con el Gobierno. La Stasi lo vigilaba. Logró ponerse en contacto con ORTEGA, no sé cómo, y logró un salvoconducto. Su mujer, padres, suegros e hijos cruzaron el Muro de Berlín sin peligro alguno. El precio: pasar de esclavo de un régimen totalitario al de una organización criminal"

"¿Qué tiene que ver con esto?"

"¿Quién se piensa que lo dejó inconsciente, le prestó primeros auxilios, le arregló la nariz en unos minutos - parece tonto, pero Helmut es un cirujano de puta madre. Ya verá los resultados - y se lo llevó junto a los guardias al lugar menos seguro de la base?¿La Diosa Fortuna? No, señor mío: Gheorge y Silviano también están trabajando aquí a la fuerza, pero ignoraban a qué venía usted. Obviamente, no entienden el japonés. Nie les da las órdenes en inglés, Lo hubieran dejado inútil si no llega a ser por mi y por Helmut, y porque las vidas de seres queridos de ellos dos dependen de su fidelidad. Tuvo suerte, porque Vlad sí que es un miembro fiel de la Organización"

Ataru se quedó mudo.

"¿Y por qué...?"

"¿... Queremos ayudarle si nos ponemos en riesgo? Pues le diré por qué. Porque una cosa es trabajar para una simple mafia y otra trabajar para unos tipos que en 12 horas van a causar un genocidio"

"¿Eh?"

"Nie se guardó bien de decirle por qué está realmente aquí. ¿Se piensa que Nie es tan tonto como para contarle todo su plan al enemigo mientras se va regodeando de lo malo que es, sin mentirle ni ocultar detalles? Esto no es una película, Moroboshi. Si le ha dicho que no es por su familia y que ORTEGA no trabaja para nadie, miente: En primer lugar lo hace en parte por su familia, aunque ellos no lo sepan: Vd. que conoce bien a Nie, ¿le suena el nombre de Kim Kil-Wan?"

"Sí, el heredero de... " y Ataru cayó enseguida en la cuenta, en lo que podía implicar. Y el miedo invadió su voz cuando empezó a hacerse una idea de lo que podía pasar "La familia Kim... Una de las rivales de los Mendo..."

"Creo que se va quedando con la copla"

"Que en 2 horas, en lo que es la primera iniciativa privada en la Carrera Espacial, piensa lanzar el primer cohete coreano, un cohete con motor atómico... Dios santo... ¿Quiere sabotear el lanzamiento?"

"Primera parte acertada, ahora viene la segunda, donde entramos los de ORTEGA: el encargo se lo ha hecho el Amado Líder para boicotear a lo bestia los JJ.OO. de Seúl, dentro de dos años"

"¿¡Corea del Norte quiere usar los propios recursos de los surcoreanos para hacer la peor acción terrorista de la historia!?"

"En efecto. Por medio de un misil nuclear lanzado desde aquí, el cohete será atacado... Dos explosiones nucleares en suelo coreano. Con China, la URSS, Indochina, Japón y la propia Corea del Norte de por medio. Eso no lo tiene en cuenta. El Amado Líder tiene un refugio nuclear magnífico, a la población y los otros países, que le den. Después dirá que él ha lanzado el misil, los JJ.OO. a tomar viento y todo el mundo temerá su inexistente arsenal atómico. Para evitar la Tercera Guerra Mundial, la ONU le dará prebendas... Y si después es juzgado en La Hay ya no le importa: él ya sería el amo de media Asia y dejaría a su familia un buen terrenito... ¿Cree que como seres humanos queremos que esto pase?"

"..."

Hiromu señaló un traje blanco.

"Es el que usan en el Laboratorio central. Usted se hará pasar por Pak Kun-Young, un científico norcoreano que ha "desaparecido". Era uno de los enviados de Pyongyang, pero ha tenido un accidente con un martillo hace unos minutos.  Me intentó violar hace unos días y se lo debía ¿Sabe?"

Hiromu era una chica temible, sin duda, tras esa apariencia pulcra y sonriente.

"¿Y ustedes, qué harán?"

"Lo que se pueda"

"¿Y dónde está mi compañera?"

"En una sala al final de este pasillo. Ahora no hay forma de acceder a ella. Si activa el sistema de emergencia, todas las puertas se abrirán y podrá llevársela. Por desgracia la han esposado en el suelo. Si el núcleo se calienta un poco, la sala se inundará y ella... Bueno..."

Ataru enrojeció de rabia. No dijo más. Se puso el traje y le dijo a Hiromu:

"Gracias por esto, le debo una, Hiromu. Si escapa, y la pillan, el CEFPIFST le encontrará el mejor abogado posible"

"Es Vd. un hombre bueno, Moroboshi. Pudiendo haber matado a algunos de nuestros agentes, y de los que están aquí solo por dinero y poder, les perdonó la vida. Pierde el culo por cualquier chica, pero al final del camino sabe que solo hay una por la que jugaría el todo por el todo. Antes o después deberá ceder a su conciencia."

Ataru se acercó y le dio un beso. Aprovechó para intentar pillar cacho como cuando antes del Método, pero enseguida sintió una náusea terrible y lo dejó (aunque siempre le quedaron dudas sobre si fue cosa del Método por ser una acción totalmente ajena a la misión - por lo que su cerebro lo castigaba - o de su propia conciencia, como dijo Hiromu. Nunca se sabrá).

Ataru se guardó la pistola en uno de los grandes bolsillos del peto y se despidió con una señal. Abrió y cerró las dos compuertas. El destino del mundo estaba en sus manos. Menudo subidón.

____________________________________________________________________

Al quedarse sola, Hiromu murmuró un soliloquio:

"Bueno, Hiromu, misión cumplida. Odias a padre, te dejaste violar por saber toda la verdad sobre Nie y te cargaste al violador. Has esperado hasta que quizá sea demasiado tarde para evitar el desastre, pero el tipo este vale mucho. De todas maneras eres toda una pieza, hija"

Se sacó otra pequeña pistola - una Beretta 21A Bobcat por más señas- del kimono y sin dudar se la puso en la sien.

"Va por tí, padre"

Disparó y se desplomó dejando a su alrededor un lago de color carmesí.

=======================================================================

TRIVIA

Beretta 21A Bobcat:





Pistola italiana de bolsillo que se empezó a producir en 1984 y se sigue fabricando, por desgracia.

Browning BDA:




Pistola belga creada en 1983 y que se sigue fabricando, esencialmente en exclusiva para el ejército finés.


1 comentario:

  1. Muy buen capítulo, con destacables dosis de dramatismo.

    ResponderEliminar